LAS GRASAS SATURADAS

Los triacilgliceroles que acumulamos en nuestros depósitos grasos proceden de la dieta y de nuestra propia síntesis, de modo que la proporción de los diversos ácidos grasos que los constituyen representan principalmente el tipo de materiales que nos resultan más adecuados como material de reserva, para lo cual se han seleccionado sólo algunos de los ácidos grásos de la dieta v se ha sintetizado el resto, oxidándose para obtener energía todo lo que no fuese directamente aprovechable. Pero esta disposición o estas proporciones de ácidos grasos no responden exactamente a cuáles son nuestras necesidades. Por eso, cuando ingerimos la grasa de un animal estamos tomando un conjunto de ácidos grasos muy adecuados para almacenar como reserva energética, pero que no están en la proporción más adecuada para que se puedan utilizar en otros sistemas biológicos de mu cha mayor importancia funcional. La presencia de ácidos grasos poliinsaturados es esencial para el adecuado funcionamiento de nuestras membranas biológicas, para que tengan el adecuado grado de fluidez.

seleccionarnutricion

 Algo parecido pasa con las lipoproteínas, cuya consistencia y proporción de ácidos grasos insaturados y poliinsaturados es la silica para su función transportadora. Hay una cierta correlación entre el consumo de grasas saturadas en las sociedades occidentales opulentas y el desarrollo de aterosclerosis. Ésta se debería no sólo al colesterol, sino también a la combinación letal de mucho colesterol, grandes cantidades de grasas —y energía— y abundancia específica en el lípido ingerido de ácidos grasos saturados de cadena larga. La lucha, por tanto, se ha encaminado en esta triple dirección: limitar la ingesta energética, especialmente de grasas, limitar la ingesta de colesterol y sustituir los lívidos con predominancia de ácidos grasos saturados por aquellos en que abunden los ácidos grasos insaturados.

 Éste profundo cambio de las actitudes alimentarias de una buena parte de la población de los países más ricos y desarrollados se na emprendido con un celo y una ambición extraordinarios, extendiéndose con voluntad universalizadora no sólo a las personas con riesgo de enfermedad coronaria o de aterosclerosis, sino u muy amplios sectores de la población, para los que el riesgo nosignificaba medidas dietéticas tan drásticas. Estos cambios alimentarios llevan bastante tiempo en progresiva implantación y ya se dispone de algunos resultados estadísticos de sus efectos.

hacerejercicio

 En la población que ha modificado sus hábitos alimentarios en <1 sentido señalado, ha disminuido el número de muertes por infarto, pero no ha disminuido significativamente la proporción global de muertes por problemas cardíacos al haber aumentado tNpectacularmente la incidencia de otras causas hasta hace poco mas minoritarias. Por esta razón, algunos autores cuestionan en la actualidad la aplicación a rajatabla de dietas con escasa o nula participación de los ácidos grasos saturados, i Si a eso le añadimos el re-descubrimiento de las bondades dietéticas de los ácidos grasos monoinsaturados, presentes sobre todo en algunos aceites vegetales como el aceite de oliva, tendremos todos los elementos de una fuerte polémica sobre la incidencia del grado de insaturación de los ácidos grasos sobre la salud. Por lo que respecta a los ácidos grasos saturados, ya hemos visto que en exceso son peligrosos, pero no podemos pasar sin tomarlos en una cierta —a determinar, pero probablemente pequeña— proporción; los ácidos grasos poliinsaturados son claramente necesarios, pero en exceso son peligrosos por fomentar situaciones de super-oxidación —y con ella de destrucción de la liinción— de las lipoproteínas.

Ademas podemos analizar a fondo  las valoraciones del estado nutricional de una forma sencilla con este buen estado nutricional  que podemos aplicar a las diversas fases de una dieta por la que pasaremos en cada fase de dieta que este bien echa en todo proceso de dietas y ayuno por la que pasemos, aunque el regimen y el ayuno parecen no encajar bien . En esto podemos aplicar el te verde, una potente bebida de te verde que podemos usar hasta en las dietas altas en proteinas  que a veces usamos en dietas de altas posibilidades de exito para enfrentarnos efectivamente con el problema de la obesidad , pues esta claro que la obesidad conlleva problemas incluso si hacemos bien la eleccion correcta de dietas , que debemos tratar con nuevas formas de hacer elecciones de dietas efectivas.

Tanto si te interesan temas como el culturismo para mayoresco temas de musculacion para mayores  como para hacer  ejercicios y perdida de peso , con lo que podemos hacer ejercicios para perdida de peso efectiva, y abordar sin duda la dieta contra la celulitis , con la que podemos luchar contra la celulitis , para lo que podemos usar el te blanco el lleno de beneficios  del te blanco con los que afrontar sin problemas la alimentacion y estres, pues la alimentacion influye en el estress ,aunque tratemos siempre se meter mas comida por menos calorias, como se dice en su web al tratar de comer mas comida con menores calorias , aiguiendo todo tipo de consejos nutricionales que se explican en esta web de consejos de nutricion con lo que podras lograr mantener un peso saludable con lo que poder mantener un peso sano

 

 

mantener un peso saludable

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>